MUNDO FINANCIERO: ENTREVISTA A NUESTRO CEO JUAN DE DIOS BORNAY.

07 / 09 / 19

Bornay Aerogeneradores participó recientemente como expositor en la feria Intersolar 2019, que el mes de mayo pasado en Munich. Desde hace varios años, Bornay aprovecha su participación en Intersolar para presentar los avances en sus aerogeneradores de pequeña potencia, piezas que, con la incorporación de la electrónica para el control de las mismas, despiertan gran interés entre los visitantes. Asimismo, Bornay ha presentado su catálogo de productos en el que el litio tiene un lugar destacado este año, puesto que está teniendo una amplia demanda. Para conocer la actualidad del sector de las energías alternativas y el estado de la liberalización del autoconsumo, entrevistasmos a continuación a Juan de Dios Bornay, presidente de "Bornay Aerogenedarodes".

Las baterías de litio tienen, cada vez, mayor capacidad y mejores posibilidades de conectarlas en serie. Esto permite a los usuarios finales disponer de baterías con un menor mantenimiento y con la posibilidad de descargas completas, debido a que el litio permite ciclos de descargas más profundos” explican desde la compañía. En Bornay hacen un balance positivo de su pasada participación en Intersolar 2019, especialmente por haber supuesto una oportunidad “para encontrarnos con todos nuestros proveedores con el fin de poder comentar aspectos del negocio en entornos más flexibles”. Asimismo, destacan, “hemos recibido numerosas visitas de nuestros clientes europeos y hemos recibido una gran afluencia de personas en nuestro stand, lo que, con seguridad, se traducirá en ventas en los próximos meses”. Con relación a la situación actual de este mercado creciente del autoconsumo, preguntamos al presidente de Bornay. 

¿En qué punto se encuentra ahora mismo el autoconsumo en España? ¿Qué ha cambiado?

Lo que ha cambiado es la decisión del gobierno de apoyar, por fin, después de tanto tiempo, el autoconsumo y esto al mismo tiempo hace como un eco, un efecto de llamada ante los posibles clientes que antes se lo pensaban y repensaban. Aunque se pudiera hacer autoconsumo, todo eran excusas. Se hablaba de un impuesto al sol, que contenía penalizaciones y, ahora, toda esa incertidumbre parece que se ha despejado y a partir de ahí lo clientes se deciden a hacer la instalación sin ese miedo inicial de qué iba a pasar. Por lo tanto, ha sido como de estar en ralentí a pasar a pisar el acelerador a fondo y a ver quién hace más en el menor tiempo posible.

Al producirse esta situación, ¿Cómo avanza o está avanzando la liberación del sector?

Aún hay muchísimo trabajo que hacer en diferentes sentidos. Este empujón ha sido algo que nos permite no estar con el miedo ni tener la incertidumbre de que no lleguen pedidos y, por el contrario, de repente los clientes están demandando más oferta de la que hay. Eso también ha provocado un efecto llamada a otras empresas que antes no estaban en el sector y que piensan en la situación pasada, de bonanza, de los años 2007-2008 y vuelven a las técnicas de venta agresivas. Por ello, se hace necesario depurarlo para asentar bien el mercado y que tenga un crecimiento sostenible. En lo que respecta a la liberación, sucede lo mismo, las compañías eléctricas que tanto han dicho ‘no’ a este tipo de tecnología ya están ofreciendo estos sistemas a sus clientes, con lo cual lo que antes era malo ahora parece ser que ya no es tan malo o es menos malo. Incluso puede ser bueno. Con ello se crea una nueva competencia, nacen nuevas fórmulas de trabajo, vuelven a entrar antiguos factores en el juego y está todo en ebullición. Es hora de trabajar ordenadamente, no hacer cosas exageradas y que no volvamos a caer en los mismos errores que cometimos en el 2008. Parece que todo vale, marcas malas, productos de calidades inferiores… es lo que ahora hay que vigilar.

Con la experiencia que dan esos 11 años, de lo que pasó en 2008 a lo que tenemos ahora, ¿Qué buenas prácticas debería tener el sector abanderadas por las empresas que ya estaban en 2008 que ya lo hacíais bien en esa época para que no se vuelva a dar la misma situación?

Yo creo que, es un trabajo que hay que hacer desde el sector para regularizar esa situación. No se puede prohibir a una empresa que no venda un producto que es considerado de baja calidad por con menor precio, porque al final es un libre mercado. También es una acción o consecuencia que deben tener en cuenta los usuarios finales, porque en 2008 todo era válido y en 2010-2012 se empezaron a pagar las consecuencias: fabricantes que ya no existían, montadores o instaladores que habían quebrado porque no tenían la suficiente solvencia técnica y financiera, empresas importantes que incluso dejaron de lado el sector porque no era el boom que se esperaba o que habían frenado en seco, etc. Por lo tanto, desde los fabricantes a los usuarios debemos ser todos conscientes de que debemos cuidar el mercado y no trabajar al céntimo, puesto que estamos proporcionando instalaciones que van a tener que durar 20 años en una vivienda y lo que no podemos es mirar solo la última casilla de ese proyecto, esa última hoja dónde dice cuántos euros cuesta. El precio es importante, por supuesto, pero hay que tener una mirada más global y pensar en el correcto dimensionado de la instalación, con los productos más adecuados a cada necesidad concreta. Si sólo comparamos precios, desgraciadamente todo va a valer y dentro de 3-4 años volveremos a lamentarnos de que la reputación del sector se puede ver afectada con sensaciones como que somos unos mentirosos, que hemos engañado, etc.

¿Qué consejo le podemos dar a los consumidores para que ellos también tomen conciencia de su parte? Porque siempre hablamos del sector, pero también el consumidor tiene mucha responsabilidad a la hora de elegir.

El consumidor lo que debe tener presente es que, igual que cuando vamos a comprar un coche, nos preocupamos de conocer las marcas, saber que marca tiene más o menos reputación y cuántos años lleva en el mercado, en las renovables debe hacer exactamente lo mismo. Hay empresas asiáticas que están entrando en España, esto no quiere decir que el producto sea malo, pero sí que tiene una cierta juventud, acaban de nacer, son recién llegadas al mercado y es importante tenerlo en cuenta. Al final, no es una cuestión de si este cuesta 100 y el otro cuesta 90, porque duros a peseta no los da nadie, por alguna razón se tienen que producir esas diferencias. Bornay, por ejemplo, es un distribuidor de SMA, una empresa que lleva 40 años en el sector, que ha pasado todos los baches habidos y por haber, que está dentro de las primeras posiciones a nivel mundial en cuanto a fabricante, instaladores y demás y, obviamente, no vamos a compararlo con un producto asiático que acaba de llegar al mercado, que lleva 3-5 años y que tiene muchísima menos solvencia tanto técnica como financiera.

También hay ver ese horizonte, mirar con amplitud de miras lo que ha habido hasta ahora, lo que hay y lo que está previsto. Es una cuestión de sentido común.

Este mes hemos conocido que el autoconsumo eléctrico creció un 80% en España el año pasado, los daños se corresponden a la energía fotovoltaica pero igualmente la potencia contratada ha subido un 40%. Estos datos plantean un horizonte de autoconsumo bastante optimista, hay mucha demanda y mucha consciencia de la gente para que crezca el sector. ¿Cómo lo ve Bornay y cómo cree que se va a desarrollar el autoconsumo en el próximo año y en a medio plazo? ¿Cuáles son sus previsiones?

El autoconsumo está en pleno desarrollo. Sin embargo, hoy día existen varios problemas. Los fabricantes han caído en una falta de previsión justo cuando el mercado se está acelerando. España es proveedor de otros países y no tenemos suficiente material para la demanda que hay. El planteamiento para los años futuros es espectacular con este cambio de paradigma en el mercado eléctrico. Cada uno de nosotros podremos tener nuestra pequeña instalación y ser autosuficientes. Estamos en un momento inicial, pero de cara a los próximos años la acumulación va a ser muy importante. Al mismo tiempo nosotros generamos nuestra propia acumulación. La integración de los vehículos eléctricos que ya está llegando, influye en este proceso de cambio. Si tenemos un vehículo eléctrico automáticamente vamos a tener que saber aumentar la potencia contratada, esto va a suponer más gasto fijo. Las renovables ya están trabajando en sistemas de integración con la instalación que tenemos, para que la energía tenga su propio cargador eléctrico integrado en el sistema de renovables, de modo que una familia no necesite aumentar la potencia contratada, al estar el cargador integrado dentro de la instalación fotovoltaica. Los cargadores inteligentes saben administrar lo que tenemos contratado. Están integrándose unos sistemas con otros de una forma pueda ser viable, fácil y que de cara al usuario se minimicen los problemas de ajuste en los consumos de potencia contratados. En definitiva, las energías renovables están encontrando, por fin, su merecido y necesario camino de desarrollo.

¿Cuáles van a ser los factores que influyan en el desarrollo del autoconsumo? Tanto en nuestro país como fuera, en la Unión Europea por ejemplo, está creciendo la demanda prácticamente en toda Europa y no solamente crece aquí. ¿Cuáles van a ser estos factores? 

El factor principal del que se ha estado hablando siempre ha sido el apartado precio. ¿Por qué motivo? Porque cuando las energías renovables bajan la barrea del coste energético, automáticamente están compitiendo con la energía convencional. Cuando esto sucede tenemos una serie de trabas administrativas, que al desaparecer, evitan que se paren estas energías, las energías renovables. De modo que, salvo que vuelvan a poner obstáculos de tipo normativo, burocracia, etc., en toda Europa, efectivamente, irá creciendo el sector. Lo que hay que hacer es una regulación correcta, para seguir un orden. Dentro de las necesidades de cada país, por un lado están las eléctricas, que tienen unas previsiones de futuro X, en las que van a generar X plantas y X generación porque va creciendo la demanda y, por otro lado, los particulares van introduciendo la generación. Todo eso se puede desbocar si se nos va de las manos. Por lo tanto, hay que hacerlo de manera ordenada.

Y para terminar este bloque, vamos a hablar de eficiencia energética, porque en el primer Congreso Nacional de Energía Renovable que se ha celebrado en junio, una de las conclusiones ha sido que, tanto el almacenamiento como la hibridación iban a ser claves para multiplicar la eficiencia del autoconsumo. ¿Qué opina Bornay al respecto? ¿Cuáles son las claves de un autoconsumo más eficiente ahora en este momento de ebullición del sector?

Eso es un factor clave también para el desarrollo de las renovables, de hecho, lo ha sido siempre y es un poco lo que ya empieza a escucharse en el Gobierno. Todas las acciones que se han tomado en los últimos años en cuanto a los costes de las facturas, han sido para incrementar los costes fijos y disminuir los costes variables del coste total de la energía. Eso es un poco una zancadilla a lo que son las renovables, porque si el coste fijo lo mantenemos, aunque hagamos autoconsumo si ese es más elevado que la parte variable, nos va a costar más amortizar una instalación. Esto no tiene sentido, porque si al tiempo que la energía está barata, se monta una instalación nos va resultar más cara, pues obviamente no podemos mantener las bombillas de incandescencia, los electrodomésticos antiguos y seguir consumiendo porque la energía es muy barata y el coste fijo lo vamos a pagar siempre.

Digamos que el autoconsumo es una campaña de promoción del ahorro de energía, de la utilización de fuentes de energía inagotables y del cuidado del medioambiente. Que falta nos hace…

Fuente: El Mundo Financiero

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener estadísticas mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar el uso de las mismas o rechazarlo abandonando la web. Obtenga más información o como cambiar la configuración: Política de cookies