EL VALOR DE LO QUE NO SE VE

07 / 04 / 21

Si te pregunto si pagarías un euro más sobre un lienzo con las mismas características que otro, el mismo colorido y las mismas dimensiones, sin que exista ninguna diferencia entre ellos, ¿que me contestarías? Seguramente la respuesta sea un NO rotundo. Para qué pagar más por algo que no tiene justificación.

Ahora bien, ¿qué me dirías si te ayudo a elegir el lienzo con la tonalidad que mejor le siente a tu salón, te ayudo a elegir la alcayata perfecta para colgarlo y que no dañe tu pared y además, si con el paso del tiempo el marco se ve afectado, yo mismo gestionaré el cambio con la galería de arte? Seguramente ahora sí que valga la pena pagar ese euro de más que no te parecía bien pagar antes.

Este ejemplo podemos aplicarlo a prácticamente cualquier tipo de compra que realicemos en nuestro ámbito personal o profesional, pero es en este segundo caso es cuando toma más importancia.

Si nos llevamos este tema a lo que nos acontece, es decir, a las Energías Renovables, nos encontramos con un mercado cada vez más saturado. Numerosas marcas y fabricantes del sector buscan salvajemente quedarse con una parte de este pastel tan apetecible. 

Está demás decir que, dentro de este amplio abanico donde escoger, podremos encontrar material de alta calidad y otro más mediocre. Algunos nos ofrecerán más garantía de producto que sus competidores. Y por otra parte estarán los más costosos y también los más económicos.

Está claro que, aunque en ocasiones nos hagamos los despistados, nadie entra a un concesionario Mercedes Benz con un presupuesto de 5.000 €, porque sabe de antemano que saldrá con las manos vacías. Aquí ocurre lo mismo, quien más y quien menos conoce el mercado y sabe por dónde se mueve cada marca, tanto en precio como en calidad.

Volviendo al principio del texto, ¿pagarías más por un inversor exactamente igual que otro? La respuesta seguirá siendo la misma, no. Pero aquí te traigo una mala noticia, el material en una instalación fotovoltaica no es un cuadro como he puesto de ejemplo anteriormente. 

Es aquí donde hay que distinguirse del resto para que, aunque no seas el mejor en la última línea de un presupuesto, sí lo puedes ser a corto, medio o largo plazo. Por lo general y desde el punto de vista de un distribuidor como Bornay Aerogeneradores, se puede afirmar que aún falta mucho por mejorar respecto a este criterio.

En un sector en auge y ante tantas posibilidades seguimos percibiendo que, mayoritariamente, lo que interesa es el precio, el precio y el precio. Cuesta encontrar a aquel que valora la atención que muestras a su caso, la variedad de soluciones que le puedes ofrecer o la posventa que le puedas brindar con un buen servicio técnico. 

Desde Bornay se pretende hacer otro tipo de venta. Nos empeñamos en no ser uno más, en definitiva, no ser una máquina expendedora de paneles, baterías o aerogeneradores. Nuestro día a día está lleno de casos diferentes que siempre tratamos dándoles la mejor solución. Sabemos que no hay dos instalaciones iguales y actuamos en consecuencia. Podría decir que más del 50% de las instalaciones suministradas son dimensionadas por nuestro departamento técnico y comercial. Con esto, interpretamos que somos un socio más de nuestro cliente, ya que ponemos a su disposición nuestros conocimientos y más de 50 años de experiencia. En la posventa ocurre exactamente lo mismo. Nuestro servicio técnico queda a disposición del cliente para la puesta en marcha de la instalación y todas las dudas que puedan aparecer. 

Estos servicios de valor añadido deben ir en línea con la calidad del producto suministrado. Nuestra filosofía de empresa no es ser los más baratos del mercado, ni que nuestro cliente nos elija por tener un producto en oferta. Desde Bornay pretendemos ofrecer una experiencia inmejorable a nuestros clientes y que valoren lo que hay detrás de un precio o de un descuento. Así, cuando finalicen una instalación, pretendemos que se acuerden de esa hora que invertimos dimensionando correctamente su batería para que su trabajo sea un éxito.

En definitiva, creo fielmente que pagar ese euro de más por el lienzo está justificado si sabemos apreciar el valor de lo que no se ve. Para mí sería un placer conocer si os he hecho cambiar de opinión, afianzar la que ya teníais o, simplemente, reflexionar, por lo que espero vuestros comentarios. 

Un abrazo y estamos en contacto!

 

    Esteban G Pascual.
     Departamento Comercial.