En movimiento desde 1970

El origen de Bornay se remonta a la inquietud de su Presidente, Juan Bornay, por producir electricidad a través del viento y que llegara a lugares donde no la había, como era el caso de la casa de sus abuelos. Desde un pequeño taller de electricidad para automóviles y una matrería, Bornay vio la luz a principios de la década de los 70.

 

Desde 1970 aportando soluciones al mundo de las energías renovables

1970

1970 Primer Bornay

Juan continuó la investigación y mejoró notablemente la calidad del Bornay. El cuerpo y el timón de orientación de los aerogeneradores ya eran de fibra de vidrio. Incluso, desde el primer momento, además, el Bornay está provisto de un sistema de orienta provisto de anillos rozantes y escobillas, facilitando la transmisión de energía sin riesgos para el aerogenerador. Estas mejoras consiguieron que la empresa se abriera al mundo. La obtención de energía limpia, aprovechando la fuerza del viento, se fue asentando al mismo tiempo que el planeta comenzaba a superar la resaca de la gran crisis del petróleo unos años antes.

1978

1978 Partes de fibra de vidrio.

Juan continuó la investigación y mejoró notablemente la calidad del Bornay. El cuerpo y el timón de orientación de los aerogeneradores ya eran de fibra de vidrio. Incluso, desde el primer momento, además, el Bornay está provisto de un sistema de orienta provisto de anillos rozantes y escobillas, facilitando la transmisión de energía sin riesgos para el aerogenerador. Estas mejoras consiguieron que la empresa se abriera al mundo. La obtención de energía limpia, aprovechando la fuerza del viento, se fue asentando al mismo tiempo que el planeta comenzaba a superar la resaca de la gran crisis del petróleo unos años antes.

1982

1982 Alternador de inducción.

En 1982 Bornay comienza ya con una producción seriada, creando el modelo G200W equipado con un alternador de inducción que mejora el punto de arranque a bajas velocidades del viento. Numerosos repetidores de telecomunicaciones y pequeñas viviendas aisladas incorporan un Bornay para garantizar su consumo eléctrico, y Bornay se abre a nuevos mercados: EE.UU., México, República Dominicana o Argentina, entre otros. Asimismo, la suma de los aerogeneradores y las aerobombas de Bornay calman la sed de importante zonas de Angola o Tanzania, en África.

1984

1984 Hélices de nylon inyectado.

Bornay pasa de fabricar hélices manual y artesanalmente, pasando a fabricar hélices de nylon por inyección capaces de soportar la carga de un huracán sin llegar a rotura. Esta innovación redujo los tiempos de producción e incrementó la durabilidad del Bornay. El carácter pionero se va reforzando con una intensa experiencia en fabricación y comercialización. América, Europa y África ya cuentan con la fiabilidad Bornay.

1988

1988 Alternador imanes permanentes. Paso variable.

La consolidación y madurez de la empresa es un hecho. La innovación y la motivación por llevar energía donde no la hay impulsan a Bornay a dar un nuevo salto, creando un nuevo aerogenerador equipados con alternador trifásico de imanes permanentes de 250 W y control de velocidad por paso variable. Esto mejoró las prestaciones del Bornay, especialmente en velocidades de viento bajas y medias. La introducción del sistema de frenado automático y el paso variable mecánico permitió controlar el ángulo de ataque de las hélices respecto al viento, proporcionando un arranque con escaso viento y el control a altas velocidades. Un reto constante para Bornay. De hecho, en pocos años superó esta innovación, produciendo un aerogenerador con un rotor equipado con paso variable tripala y una potencia nominal de 500 W

1993

1993 Hélices de fibra de vidrio / carbono. Frenado por inclinación.

Bornay escucha las necesidades del mercado y les da una nueva respuesta, creando una nueva gama de aerogeneradores. La gama Inclin, con potencias de 250 W, 600 W, 1000 W y 2500 W, equipos robustos que sustituyen el paso variable por el sistema de frenado por inclinación y las hélices de nylon por hélices de fibra de vidrio y carbono. La robustez, durabilidad y menor mantenimiento de estos Bornay comienzan a ser reconocidas en todo el mundo.

1997

1993 Imanes de neodimio.

La consolidación y madurez de la empresa es un hecho. La innovación y la motivación por llevar energía donde no la hay impulsan a Bornay a dar un nuevo salto, creando un nuevo aerogenerador equipados con alternador trifásico de imanes permanentes de 250 W y control de velocidad por paso variable. Esto mejoró las prestaciones del Bornay, especialmente en velocidades de viento bajas y medias. La introducción del sistema de frenado automático y el paso variable mecánico permitió controlar el ángulo de ataque de las hélices respecto al viento, proporcionando un arranque con escaso viento y el control a altas velocidades. Un reto constante para Bornay. De hecho, en pocos años superó esta innovación, produciendo un aerogenerador con un rotor equipado con paso variable tripala y una potencia nominal de 500 W

2000

2000 Hélices de fibra de vidrio / carbono por RTM.

Tres décadas después de los primeros prototipos de Juan Bornay y sus experimentos simulando el viento, Bornay ya es una marca de prestigio en el incipiente sector de las energías renovables. La constante innovación y mejora de su productividad le lleva a consolidar también una estable red de distribución internacional. Con una producción en serie con 5 modelos de hasta 6 kW, Bornay da un nuevo paso, desarrollando un novedoso sistema de producción de hélices de fibra de vidrio o carbono, basado en RTM, y con ello logra una relación peso/resistencia única en el mercado. Bornay traza su actual visión estratégica: Aportar soluciones al mundo en energías limpias, siendo uno de los fabricantes globales de referencia en la producción de aerogeneradores de pequeña potencia.

2008

2008 Sistemas de Conexión a Red.

La necesidad de disponer de sistemas eficientes de producción de energías limpias ya no tiene vuelta atrás.
Bornay asume el reto como una oportunidad y crea sus aerogeneradores específicos para conexión a red, adaptados a la normativa de cada país que ya regula el vertido de procedencia mini eólica. Esta transformación orienta a Bornay a la sinergia de sumar energía con otras fuentes renovables como la fotovoltaica.

hoy

hoy Seguimos evolucionando contigo.

En el planeta ya no se concibe un desarrollo que no sea respetuoso con el medio ambiente. Los recursos son escasos. Y la demanda energética cada vez mayor. Lo que comenzó siendo un sueño es hoy una prioridad. Aprovechar la energía del viento y fabricar aerogeneradores fiables es una garantía y un compromiso con la sostenibilidad del planeta.
Ante este horizonte, Bornay está presente en más de 50 países como una referencia solvente basada en la fiabilidad de su trayectoria y la robustez de sus máquinas, queriendo aportar al mundo soluciones en energías renovables e invitando a los mejores profesionales del sector a seguir evolucionando y sumarse a la experiencia Bornay.

 

Bornay, una empresa sólida...

 

Bornay nace a principios de los años 70 de la mano de Juan Bornay y hoy continúa siendo una empresa familiar que ya está en su segunda generación.

 

En la actualidad, cuenta con unos 30 colaboradores, internos y externos a la organización, que conforman sus equipos humanos, el valor intangible más diferenciador de Bornay.

 

A lo largo de toda esta trayectoria, la motivación del negocio siempre se ha basado en dos aspectos: llevar energía donde no la hay y hacer de nuestra empresa una empresa inspiradora.

 

Y una empresa inspiradora...

Inspiradora... en el sentido profesional, puesto que hemos llevado a cabo con éxito más de 6.000 instalaciones de aerogeneradores en más de 50 países diferentes.

 

Inspiradora... en cuanto al equipo humano, porque son el centro de nuestra organziación y nos ocupamos de que crezcan, evolucionen y se fortalezcan cada día.

Inspiradora... en cuanto a clientes y proveedores, con quienes potenciamos un contacto cercano para crear sinergias y enriquecernos conjuntamente.

 

Inspiradora... en cuanto a innovación, porque somos flexibles para evolucionar con los cambiantes tiempos y aportar mejoras continuas para nuestros clientes.

 

Inspiradora... en definitiva, porque nuestra política de Responsabilidad Social Empresarial contempla acciones desde el corazón de nuestra empresa, que pasan por nuestra localidad y finalizan en proyectos internacionales que pretenden hacer más fácil la vida de otros.

 

Este es el momento. No lo dudes. Únete a la Experiencia Bornay.

 

Y además, destacamos...

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener estadísticas mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar el uso de las mismas o rechazarlo abandonando la web. Obtenga más información o como cambiar la configuración: Política de cookies